Botánica 911: primeros auxilios para plantas de interior enfermas

Las hojas son marrones y crujientes, el follaje no tiene vida, la planta no florecerá, o tal vez hay agujeros en las hojas. ¿Qué causa estas dolencias y cómo se pueden tratar?? La mayoría de los casos de plantas domésticas enfermas involucran algún tipo de deficiencia ambiental, como luz y agua excesiva o insuficiente. Sigue leyendo para aprender más.

Para mantener sus plantas de interior lo más saludables posible, ayuda a familiarizarse con algunas de las aflicciones de plantas de interior más comunes y sus remedios

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Bordes / puntas de las hojas pardos – Cuando los bordes de las hojas son marrones y crujientes o se marchitan nuevos crecimientos, su planta puede sufrir una variedad de cosas como baja humedad o altas temperaturas. Del mismo modo, la planta puede haberse dejado secar por completo entre intervalos de riego. Intente usar una temperatura más baja y aumente los niveles de riego y humedad.

Otra posibilidad es la acumulación de sal, que se puede lixiviar del suelo a través de él. El margen de la hoja y la quema de la punta a menudo se pueden atribuir a demasiado fertilizante, con un exceso de sal acumulada en las hojas. Reduzca la fertilización y dé a las hojas una limpieza completa con agua.

Agujeros en las hojas – Los agujeros en las hojas generalmente se asocian con mala nutrición o aire caliente y seco. Mucha gente cree que los insectos causan esto; sin embargo, a menos que mantenga la planta al aire libre, este rara vez es el caso

  Elegir un monte de helecho Staghorn

Follaje marchito – El follaje sin vida y la marchitez continua pueden significar que su maceta puede ser demasiado pequeña y la planta demasiado seca. Puede ser necesario volver a colocar su planta de interior. Trasplante en un recipiente más grande y agregue mucha humedad.

Falta de flores – Si tiene problemas para que florezca su planta de interior, es posible que deba darle más luz y aumentar el fertilizante de fósforo. Si el problema se debe a la caída del brote, es posible que deba verificar si hay borradores. La planta también podría estar demasiado seca por falta de humedad adecuada. Intente empañar la planta con agua y aumente los niveles de humedad.

Crecimiento de musgo o hongos – Si nota el crecimiento de musgo o hongos en la superficie del suelo de su planta de interior, no se vuelva loco. En la mayoría de los casos, esto no dañará la planta; sin embargo, puede indicar un drenaje deficiente. Puede intentar airear el suelo o agregar más perlita o arena.

Molde difuso en plantas – Cuando ves moho borroso y gris en tus flores, hojas o tallos, tu planta de interior puede estar sufriendo lo que se conoce como tizón de Botrytis, una enfermedad fúngica. Esto normalmente es causado por demasiada humedad, poca ventilación o flores y hojas gastadas que quedan en la planta. Limpie la planta, eliminando todo el crecimiento muerto y limpiando el molde. Es posible que desee eliminar la planta y trasplantar. Disminuya la cantidad de humedad y proporcione una ventilación adecuada.

Hojas amarillentas – El follaje amarillo puede indicar angustia por la luz excesiva, el drenaje deficiente, el riego excesivo o demasiada cal en el agua. Intente limitar la luz, airee el suelo (hurgando agujeros en él), riegue con menos frecuencia y filtre el agua antes de aplicarla a la planta. Además, retire suavemente las hojas amarillentas. Si las hojas inferiores se vuelven amarillas y comienzan a caerse, su planta de interior puede necesitar más humedad, fertilizante o una nueva ubicación. Las plagas podrían ser otra posibilidad. Verifique si hay plagas y trate con aceite de neem.

Abandono de hojas – Si la planta sufre una defoliación gradual, también podría sufrir daños en las raíces causados por el riego excesivo. Por otro lado, si la defoliación es rápida, la planta puede estar experimentando un shock atribuido a cambios drásticos de temperatura. La caída continua de la hoja puede ser una indicación de que su planta de interior está expuesta a gases u otros contaminantes en el aire. Intente mover la planta a otro lugar y proporcione una ventilación adecuada.

Manchas en las hojas – Existen numerosas razones por las cuales una planta de interior podría sufrir manchas en su follaje. Las manchas de aspecto amarillento pueden ser una indicación de que su agua está demasiado fría para la planta durante el riego. Use agua tibia o permita que alcance la temperatura ambiente antes de aplicar a las plantas. Esto también podría estar asociado con la mancha de la hoja de la bacteria. Intente mejorar las condiciones de luz y reduzca la cantidad de humedad. Recoge las hojas afectadas también.

El moteado amarillento de hojas podría atribuirse a los ácaros araña. Verifique esto tocando ligeramente las hojas mientras sostiene una hoja de papel blanco debajo. Las manchas plateadas o rojas en el follaje generalmente indican demasiada exposición a la luz solar directa. Mueva la planta a otro lugar con menos luz directa.

Plantas de caída – ¿Tiene problemas asociados con tallos blandos o caída de toda la planta?? La causa más probable de esto es el riego excesivo o el drenaje deficiente. Esto da como resultado la podredumbre de la corona o la raíz. Puede intentar mejorar el drenaje y permitir que la planta se seque; sin embargo, dependiendo de qué tan enferma esté la planta de interior, puede ser demasiado tarde. En algunos casos, esta aflicción puede atribuirse a bacterias transmitidas por el suelo. Intente trasplantar en otro recipiente con tierra fresca y limpia.

  Cherry Black Knot Information - Manejo de Black Knot Of Cherry Trees

Crecimiento leggy – Si el problema de su planta se limita solo al crecimiento de piernas largas o desiguales, lo más probable es que su planta doméstica sufra poca luz o humedad. Simplemente mejore las condiciones de luz de la planta y aumente los niveles de humedad. Además, trate de cambiar la planta regularmente para mantener su crecimiento uniforme.

Crecimiento atrofiado / débil – El crecimiento atrofiado o débil de las plantas puede ser causado por una miríada de cosas como el drenaje deficiente y las condiciones de luz, la baja humedad y la falta de fertilizante adecuado. Intente airear el suelo o replantar, si es necesario. Mueva la planta a un área con luz más adecuada y aumente los niveles de humedad. También debe darle un impulso adicional de fertilizante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba