Watering aloe plant

Consejos sobre cuándo y con qué frecuencia regar las plantas de aloe

Aloe Barbadensis (AL-oh bar-buh-DEN-sis), también conocido como Aloe Vera, es una planta suculenta originaria de África. Hay más de 250 especies de esta planta, que varían en tamaño de 2 pulgadas a 2 pies de diámetro.

Las suculentas como el Aloe Barbadensis están de moda en América del Norte. Hay muchos tipos de Aloe que vienen en una variedad de formas y tamaños y están disponibles en la mayoría de los centros de jardinería a precios razonables.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Regar la planta de aloe | Algunos Medios-Depósito Fotos

Las variedades de Aloe son plantas retenedoras de agua compuestas por un 80% de agua. Crecen una hoja carnosa con costillas en un tallo corto.

El aloe vera es mejor conocido por su uso como agente calmante de la piel. Más comúnmente, el líquido dentro de las hojas trata las quemaduras solares.

Otras variedades, como el encaje de Aloe o el Aloe de tigre, tienen protuberancias en las hojas.

Regar las plantas de aloe

Las plantas de aloe vera pueden ser sensibles al agua, aunque necesitan un abundante suministro en determinados momentos. Evite regar demasiado las raíces, lo que resultará en la pudrición de las raíces.

Riegue con más frecuencia durante los meses de verano y con menos frecuencia durante el invierno.

  13 plantas que repelen a los mosquitos

Verifique la apariencia de su planta de aloe vera para asegurarse de que no la riegue en exceso o en exceso. Esto será visible en la apariencia de las plantas.

Cuando regar las plantas de aloe

Las plantas de aloe vera tienen diferentes necesidades de riego durante todo el año.

Durante los meses de verano, los Aloes que crecen en interiores deben regarse cada tres semanas. Pero esto puede cambiar dependiendo de las circunstancias específicas de su Aloe.

Durante el invierno, las plantas entran en hibernación, consumiendo menos agua. Regar cada tres semanas será demasiado, por lo que debe reducirlo a una vez al mes o cada cuatro semanas.

La ubicación, el tipo de contenedor, la iluminación y el tipo de tierra para macetas también influyen en su programa de riego.

NOTA: El mejor tipo de mezcla de tierra es una mezcla para macetas bien drenada, que encontrará en la tierra de plantación de cactus.

Al establecer su horario de riego, considere la ubicación de su planta de aloe. Los áloes aman la luz indirecta brillante en interiores.

Si está ubicado en un área brillante con luz brillante al lado de una ventana, puede ser necesario regar con más frecuencia.

El tipo de suelo y las condiciones del suelo influirán en los planes hídricos. Las plantas de aloe prosperan en suelos con un drenaje superior, como suelos que contienen:

  • Arena gruesa
  • Perlita
  • Granito o piedra pómez
  • Cáscara de árbol
  Plantas para niños: ¿cuáles son las mejores plantas aptas para niños?

La mezcla de tierra de cactus es una mezcla para macetas ideal para plantas de aloe. Utilice siempre una olla con orificio de drenaje.

El aloe puede funcionar bien en suelos de drenaje regular. Las plantas necesitarán menos riego debido al exceso de humedad. Evitar el riego excesivo puede dañar las raíces y pudrirse.

Cómo regar una planta de aloe vera

El sistema de raíces del aloe es muy superficial.

Si trasplanta su Aloe, elija un tazón ancho y poco profundo en lugar de una olla más profunda. Este tipo de recipiente ayuda a que el riego sea más eficaz.

La mejor manera de regar una planta de aloe vera es remojarla y dejarla secar, lo que algunos llaman el método de riego y secado.

Usa mucha agua y ajusta según el tamaño de tu planta. Tomar una buena dosis y dejar secar.

Debe sentir al menos dos pulgadas de tierra seca cuando lo pruebe con el dedo antes de volver a regarlo.

Si deja de regar un aloe durante mucho tiempo y deja que la tierra se seque hasta los huesos, es probable que se recupere.

Riega las raíces de tu planta de aloe. Evite dejar caer agua sobre las hojas o regar con una botella de spray.

Signos de aloe vera con exceso de agua:

  • Descoloramiento
  • Las hojas caen
  • Textura empapada

Las suculentas sumergidas pueden volverse suaves y arrugadas, exhibiendo hojas marchitas.

Consideraciones de agua

Como la mayoría de las otras plantas de interior, el aloe puede ser sensible a los minerales que se encuentran en el agua del grifo, como el calcio y el magnesio. El fluoruro, común en el agua de la ciudad, también puede ser un problema.

  Elegir plantas para el día de los veteranos para aquellos que han servido

Si nota que su Aloe es sensible a este tipo de agua, cambie a agua de lluvia o agua destilada.

Línea de fondo

Las plantas de aloe vera necesitan un riego esporádico pero profundo. Asegúrese de que los cinco centímetros superiores del suelo estén secos antes de regar. Remoje su Aloe, pero asegúrese de que sus raíces no estén en el agua.

Menos agua durante los meses de invierno. Verifique la apariencia de su Aloe para ver si hay exceso de agua o bajo el agua.

Es preferible el agua de lluvia o el agua destilada, pero si su planta parece funcionar bien con el agua del grifo, no cambie nada.

Ir arriba