comprar estiércol de caballo

Estiércol de Caballo

El estiércol de caballo se caracteriza porque es una mezcla de heces de animales y está formado por componentes diversos que han sido descompuestos por la acción de bacterias y hongos en el interior de los intestinos de los equinos.

Su olor es fuerte, pero no desagradable y puede ser utilizado en la preparación de fertilizantes o suplementos de ganadería.

Su composición y estructura se pueden encontrar en el análisis que se adjunta.

En algunos casos puede tener alto contenido en potasio. También hay que tener en cuenta que el contenido de fósforo, potasio y azufre está relacionado con el estado nutricional de la vaca.

La utilización de estiércoles de caballo en el medio ambiente se debe realizar en suelos con baja pendiente y con fertilizantes de origen orgánico para incrementar la cantidad de humus. El tratamiento del estiércol de caballo se debe realizar en sembradíos de cereales, leguminosas y otros cultivos. El uso de estiércoles de caballo debe hacerse bajo una buena gestión de los mismos, además de rechazar la utilización de estiércoles de otros animales que mezclados producen un efecto de castración del estiércol.

Por otra parte, es importante señalar que la materia orgánica de la que se ha tratado es un estiércol que se carga con nitrógeno (N) de la atmósfera, su valor de acuerdo con la normativa de fertilizantes es de 3,2% N.

Los estiércoles tienen un gran impacto sobre el medio ambiente, ya que se trata de un recurso natural que se degrada rápidamente a través de la actividad microbiana.

Existen diferentes tipos de estiércoles, según la naturaleza de los animales y animales que los producen:

  • Estiércol de vaca,
  • Estiércol de cerdo
  • Estiércol de conejo
  • Estiércol de caballo
  • Estiércol de puerco
  Estiércol de gallina

La diferencia entre ellos es su composición y composición, con el fin de sustituir la materia orgánica de las plantas, pero sin dejar de lado el factor económico, que es un factor importante a la hora de elegir uno u otro tipo de estiércol.

Las principales características de los estiércoles de caballo son:

  1. Fuerte olor.
  2. Contenido de fósforo, potasio y azufre en función de la alimentación de la vaca.
  3. Alto contenido de nitrógeno (N) extrarrenal.
  4. Alto contenido de fibra.
  5. Dependiendo de la alimentación de la vaca, puede tener una elevada carga de nutrientes que sean utilizados por las plantas.
  6. Es una excelente fuente de nutrientes.
  7. Su digestibilidad es de 60-65%.
  8. La disolución del nitrógeno es lenta.
  9. El contenido de potasio lo hace un buen fertilizante de los suelos.
  10. No se debe utilizar en suelos donde se cultivan raíces de hortalizas.
  11. El agua contenida en el estiércol de caballo es de un alto valor, ya que se puede utilizar como abono vegetal sin degradar el suelo.
  12. Su fertilidad es elevada.

El uso de estiércoles de caballo se debe realizar en suelos de baja pendiente y con fertilizantes orgánicos para incrementar la cantidad de humus en el suelo. El tratamiento de estiércoles de caballo debe realizarse en sembradíos de cereales, leguminosas y otros cultivos.

Se puede utilizar estiércol de cerdo y puerco mezclados con el estiércol de caballo, con el fin de evitar la castración de estiércoles. Es importante señalar que el caballo produce un estiércol muy concentrado, por lo que es mejor utilizarlo en terrenos con alto contenido de nutrientes y poca pendiente. Aunque el nitrógeno extrarrenal es de un alto valor, hay que señalar que no es un fertilizante fisiológico, ya que la actividad microbiana es muy lenta.

  Estiércol de lombriz

Se recomienda el uso de estiércoles de caballo en sembradíos de cereales, leguminosas y otros cultivos. El uso de estiércoles de caballo se debe realizar en suelos con baja pendiente y con fertilizantes orgánicos para incrementar la cantidad de humus. El tratamiento de estiércoles de caballo debe realizarse en sembradíos de cereales, leguminosas y otros cultivos.

Se puede utilizar estiércol de cerdo y puerco mezclados con el estiércol de caballo, con el fin de evitar la castración de estiércoles. Es importante señalar que el caballo produce un estiércol muy concentrado, por lo que es mejor utilizarlo en terrenos con alto contenido de nutrientes y poca pendiente. Aunque el nitrógeno extrarrenal es de un alto valor, hay que señalar que no es un fertilizante fisiológico, ya que la actividad microbiana es muy lenta.

Aclarar que el estiércol de caballo es un hábitat extremadamente rico, aunque al principio se puede pensar que no es así. Porque el hecho de que sea, en su mayor parte, heno y paja, con hierbas y flores secas, daría pistas de que es poco nutritivo. Pero los animales, en su mayoría, rompen la paja, la hierba y las flores secas, y dejan el heno limpio, con su alimento listo para los insectos. Estos, con su actividad, abren el nicho para los pequeños invertebrados, en su mayoría cáscaras de insectos.

Rápidamente aparecen las termitas, que son las que hacen la mejor labor en la extracción de nutrientes de los restos orgánicos, y que, además, pueden alimentar a otras especies de insectos que aparecen en el nicho.

A la hora de recoger el estiércol, hay que ser cuidadosos, y no malgastarlo, ponerlo en los campos más necesitados de nutrientes, y aprovecharlo como fertilizante. No hay que dejarlo apilado en heaps, y no hay que quemarlo. Es importante saber que el heno, y el estiércol de caballo, es una fuente de amoníaco, que es una sustancia tóxica para el suelo.

  Estiércol de conejo

Por lo tanto, si se quema, se produce una pérdida de nutrientes, y una contaminación de la atmósfera por éste gas.

La parte del estiércol que no se puede utilizar como fertilizante, se puede convertir en biogás, y es una fuente de energía limpia y renovable, que se puede utilizar en los fogones, para cocinar, calentar agua, y para vehículos. El proceso de producción es parecido al de la producción de compost, y es sencillo de hacer en casa.

Si echamos un vistazo a lo que contiene una pequeña porción del estiércol de caballo:

1 kg de estiércol de caballo contiene:

  • Densidad de materia orgánica: 25 % (peso seco).
  • Cenizas: 9 %.
  • Hierro en forma de hemosiderina: 0,4 %.
  • Hierro total: 0,4 % (porcentaje de hierro indicado en los elementos minerales).
  • Potasio: 0,4 %.
  • Fósforo: 0,55 %.
  • Azufre: 0,1 %.
  • Carbono orgánico: 14,5 %.
  • Nitrógeno: 3,5 %.
  • Aceite esencial: 0,01 %.
  • Fósforo total: 12,3 %.
  • Oxígeno total: 6,5 %.
  • Calcio: 0,3 %.
  • Fósforo: 0,7 %.

El estiércol de caballo es una excelente fuente de nitrógeno extrarrenal, una proteína de alto valor biológico con un alto contenido en carbohidratos y una digestibilidad media de la fibra digestible

Ir arriba